El resultado: Una superficie homogénea, sin empalmes, sin películas, exhibiendo la belleza natural de la jatoba.

RAIZ 2000 ha realizado la restauración del pavimento interior de madera de la Fiscalía General del Estado, en Madrid. Un edificio con gran tránsito de personas.

El parquet de la Fiscalía es de Guapinol-Jatoba; una madera tropical dura, muy hermosa. Su superficie estaba barnizada, y en numerosos puntos se mostraba seriamente deteriorada. Una moqueta, colocada mediante una cinta adhesiva de doble cara sobre el parquet desde el día en que se inaugurara este edificio en 2006, recorría el centro de estos pasillos, que ahora lucen toda la belleza y aspecto natural de la madera.

 

raiz2000_fiscalia_7_510_orig

 

La recuperación del pavimento pasaba necesariamente por lijar toda la superficie. Este proceso genera polvo y olores, con lo cual se eligió un "puente" festivo para llevarlo a cabo; unos días en los cuales no hubo actividad en esta institución.

“Nos pidieron que aplicáramos un producto ecológico, que no desprendiese olores y, muy importante, que su mantenimiento pudiese realizarse sin impedir el normal desarrollo de la actividad en el edificio”.

En los pasillos de la primera y segunda planta, de gran tránsito, el barniz estaba muy deteriorado. Los responsables técnicos del edificio contactaron con la empresa RAIZ 2000 para que procedieran a la recuperación de esos suelos. Eliminar el barniz y aplicar un nuevo tratamiento que pueda ser mantenido en el futuro. “No es un mantenimiento que pueda ser entendido como un trabajo traumático, costoso, desagradable e inoportuno –apunta Justino Sevillano, gerente de RAIZ 2000-, sino una limpieza regular, con unos productos apropiados, que garantizarán la perdurabilidad de la belleza natural del pavimento”.

El éxito de una primera fase, realizada en 2015, desembocó en una profunda segunda fase en 2016, que ha servido para completar la restauración del parquet del edificio.

“Nos pidieron que aplicáramos un producto ecológico, que no desprendiese olores y, muy importante, que su mantenimiento pudiese realizarse sin impedir el normal desarrollo de la actividad en el edificio”.

La empresa especializada que colabora habitualmente con RAIZ 2000 ha aplicado un aceite JENSEN, absolutamente inoloro, que ha dejado una superficie homogénea, sin empalmes, sin películas, mostrando absolutamente la belleza natural de la jatoba.

EFICACIA Y RENDIMIENTO

“Para los productos y sistemas que nosotros empleamos, cuanto más grande sea la superficie a tratar, mejor –afirma rotundo Justino Sevillano-. En estas situaciones es cuando mejor se muestran sus prestaciones. Optimizamos el material, insistiendo lógicamente en las zonas donde hay más tránsito”.

Tras un primer lijado con la mínima abrasión posible (grano 120), se realizó un segundo lijado extra fino (220-240). El resultado es una superficie preparada para recibir el aceite JENSEN; un producto con alto poder de penetración. El producto se calienta previamente, para que su alto contenido en ceras sea más fluido.

 

raiz2000_fiscalia_11_765_orig

 

Tras un mínimo de 24 y un máximo de 48 horas sin transitar, para conseguir la máxima penetración del aceite en la madera, se procede al pulido de la superficie. El acabado es magnífico.

“Al igual que la joroba permite al camello resistir mucho tiempo sin beber en el desierto, el aceite que impregna la madera la nutre y garantiza la resistencia y durabilidad del pavimento –explica el gerente de RAIZ 2000-. Con el propio uso del parquet y su normal limpieza, ese aceite aflora hacia la misma superficie, cuidando del material y realizando en todo momento una función constante de mantenimiento”.

En lo que respecta al rendimiento del producto, el aceite JENSEN aplicado, sobre una madera dura como la jatoba, requiere una proporción de 1 litro / 25 metros cuadrados, en una primera aplicación. “El coste del aceite por metro cuadrado es francamente bajo –considera Justino Sevillano- La aplicación es sencilla, y basta con una sola mano. Con lo cual, la repercusión del coste por mano de obra también es mínima. A continuación, sólo hay que esperar a que la madera absorba el aceite, antes de proceder a darle lustre, con una pulidora”.

¿Y DESPUES DE LA RESTAURACION?

Una vez realizado este tratamiento de lijado, aceitado y pulido de la madera, el mantenimiento posterior día a día, semana a semana, se asemeja y acomoda perfectamente a lo que es la limpieza regular de otras superficies y elementos del edificio, tales como mármol, vidrio, balaustradas, puertas o saneamientos. En el parquet, aspirador y mopa bastan para retirar la suciedad acumulada.

 

raiz2000_fiscalia_2_510_orig


“En superficies grandes y diáfanas como son los pasillos de la Fiscalía General del Estado, no está de más pasar una pulidora mono disco rotativa, con una bayeta, para que mediante el frotamiento, el aceite alojado en la madera resurja y nutra el material, rebrotando a la vez la belleza de la superficie –concluye Justino Sevillano-. Cada medio año como máximo, sería magnífico pulverizar una gotita de aceite (1 litro / 200 metros cuadrados) y, como quedó explicado, frotar con la pulidora. Con sólo eso está garantizada la durabilidad del suelo de por vida, en todo su esplendor estético y funcional”.

En caso de que se produzcan manchas importantes, por exceso de agua o barro, RAIZ 2000 dispone de jabones especiales, que también pueden ser pulverizados sobre el parquet, en la dosis que marca el fabricante. Son todos ellos productos naturales. En el caso de JENSEN, se trata de un aceite minero medicinal puro; incluso beneficioso en contacto con la piel. En caso de incendio no contienen y, por tanto, no emanan ningún tipo de Compuesto Orgánico Volátil (COV). Tampoco provocan el llamado “auto encendido”, esto es, los utensilios que se emplean para su aplicación o lustrado no tienen riesgo de inflamabilidad posterior.

 

raiz2000_fiscalia_4_570
 *
 *